Comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos:

Este sábado 27 de noviembre a las 21:30 se estrena en la Sala de la Biblioteca Mariño (Santa Fe 847) “El Gigante de Ampolas y sus formidables enemigos” de Juan Bautista Alberdi, con dirección de Ángel Quintela. La misma obra se repone los domingos 28/11 y 5/12 a las 21. La capacidad de la sala se reduce a 38 espectadores por tal motivo se venden entradas anticipadas hasta el mismo viernes a $20, la entrada el día de la función a $25, estudiantes y jubilados a $15 (La atención en la boletería es de 18:30 a 22).
“El Gigante…“es la propuesta de Ángel Quintela y la misma nace en el marco de la “Capacitación en Dirección con monitoreo asistido” organizado por la Representación Chaco del Instituto Nacional del Teatro (INT) y bajo la dirección de Rubén Szuchmacher. La capacitación comenzó en Septiembre de 2009, tenía como objetivo principal que cada Director participante concrete la puesta en escena de una obra. En la búsqueda de obra para trabajarla y con la sugerencia del profesor, después de descartar los clásicos Shakespeare, Moliere, los griegos, etc., apareció este clásico argentino “desafiante” y con mucho valor.
La obra fue escrita en el contexto de una situación político social muy particular de nuestro país y tiene un planteo esencial, que aún hoy tiene vigencia en un marco totalmente distinto.
Esta obra ofrecía un desafío y la posibilidad de trabajar con un elenco numeroso por lo que permitió integrar un Elenco Concertado con Actores conocidos del director y actores de otros grupos lo que le dio al proceso de investigación y ensayos una dinámica diferente.
El interesante tratamiento del texto, estructurado en una trama lindante con lo absurdo y a su vez poniendo de manifiesto un “mensaje” muy claro en su ideología
Juan Bautista Alberdi es autor de este texto que fuera escrito en el exilio. Alberdi, es un “prócer” que se lo asocia al Derecho, la Filosofía, a la Política pero no al Teatro. Con clara posición ideológica de ésa época, era un unitario. Cabe la pregunta ¿Hoy, superamos la dicotomía “Unitarios y Federales” o seguimos con la misma idea disfrazada de otra cosa?...
El elenco esta integrado por: Aliné Godoy Prats, José María Gómez Samela, Cristian Velázkez, Omar Macarrein, Julián Baccaro, Marcelo Romero, Lucas Carmagnola, Facundo Sagardoy, Tirso Soto Esquenón. Ficha Técnica: Diseño de vestuario: Carlos A. Ramos. Realización de vestuario: Susana Vallejos. Realización botas de potro y polainas: Miguel Roa. Realización de sombreros: Elda Mabel Galarza y Valeria Merlo. Diseño de escenografía: Carlos A. Ramos y Ángel Quintela. Realización de escenografía: Herrería: Raúl “Pelusa” Alegre, Carpintería: Jorge Mareco, Pintura: Valeria Merlo y Elda Mabel Galarza, Muñeco Gigante Amapolas: Franco Fontoura, Cortinas y telones: Miguel Roa, Realización de utilería: Jorge Mareco – Darío Ayala. Espacio escénico, luces y sonido: Ángel Quintela. Diseño Gráfico: Alejandra Barrios Amarilla y Jorge Villalba. Producción General: María Esther Aguirre. Dirección: Ángel Quintela.
Agradecimientos: a Francisco Mariño, al Consejo Directivo de la Biblioteca Popular J. R. Mariño y Mutual Círculo Obrero, a Hugo Daniel Benítez.


La Obra: fue escrita en 1841, es una comedia satírica escrita en el exilio - en Valparaíso - durante el gobierno de Rosas. La petit-pieza cómica en un acto “El gigante Amapolas y sus formidables enemigos” o “Fastos dramáticos de una guerra memorable” es una incisiva sátira de Juan Bautista Alberdi. La obra es una burla a Juan Manuel de Rosas, gigante ficticio con el nombre de otra flor, y también de los ejércitos unitarios, con los personajes del Capitán Mosquito, el teniente Guitarra y el mayor Mentirola, quienes se retiran sin dar batalla, como lo hiciera Lavalle a las puertas de Buenos Aires. La obra, se ubica, como un eslabón perdido, entre “El amor de la estanciera” y “Juan Moreira” y fue escrita hace casi 170 años. Pertenece al campo de la comedia (con elementos satíricos) por su estructura, lenguaje y hasta su sentido plástico. Abunda en frases graciosas, en situaciones y diálogos que ponen en evidencia el sentido de lo “absurdo”.
El autor plantea, en tono sarcástico, la cuestión del miedo que los argentinos solemos tener a los “fantasmas”. Nos paralizamos ante lo desconocido porque suponemos que es peligroso, que puede alterar las condiciones de vida que tenemos. Alberdi deja en claro aquí que estos mitos son creaciones habituales de la sociedad. Pero no se detiene ante la formulación del problema. Muestra que es el pueblo quien tiene que hacerse cargo de su propia historia, que es tarea de todos hacer que la libertad sea algo vigente, propio y constante. Sin fantasmas ni gigantes todopoderosos.
Juan Bautista Alberdi Jurisconsulto, político y escritor argentino (1810-1884). Nació en la provincia de Tucumán; llevó a cabo sus estudios en Buenos Aires y Córdoba, en la universidad de esta ciudad obtuvo el título de abogado. Su tesis doctoral, "Fragmento preliminar al estudio del derecho", que se publicó en 1837 es un importante tratado jurídico que consolidó su reputación intelectual. Se inicia en la literatura a través del periodismo, por intermedio de algunos trabajos sobre música. Amigo de Esteban Echeverría, lo ayudó en la fundación de la Asociación de Mayo, movimiento que organizó a los jóvenes intelectuales de Buenos Aires, partidarios de una política que resolviese el conflicto existente entre unitarios y federales.
Tuvo que refugiarse en Montevideo (1838), donde se incorporó al movimiento de oposición a Juan Manuel de Rosas y colaboró en distintas publicaciones. En 1843 se tuvo que trasladarse a Europa, y a su regreso se radicó en Chile, donde ejerció la profesión de abogado y prosiguió su actividad literaria. Al tener noticias de la caída de Rosas, escribió su más importante obra, "Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina", que fue fundamental para la redacción de la Constitución de 1853. Se opuso a Domingo Faustino Sarmiento en torno a la política de Justo José de Urquiza, y en contestación a su obra, "Las Ciento y Una", publicó las "Cartas Quillotanas", donde rebate los fuertes ataques de Sarmiento con serena objetividad. Fue designado por Urquiza ministro de la Confederación en Europa en 1854. Al triunfar Bartolomé Mitre fue separado, en 1861 del cuerpo diplomático. Se radicó en Francia, donde asumió luego en varios escritos la defensa de Paraguay, durante la guerra entre este país y la Triple Alianza. Publicó más tarde su obra "El crimen de la guerra", una valiente exposición de sus ideales pacifistas. Vuelto a su patria en 1878, fue elegido diputado por Tucumán, y apoyó más tarde la capitalización de Buenos Aires. En 1881 se trasladó nuevamente a Francia, donde residió hasta su muerte. Alberdi ocupa un destacadísimo lugar entre los pensadores argentinos de su tiempo. Su obra, vasta original y profunda ejerció una influencia decisiva en la organización institucional.
Este Espectáculo cuenta con el apoyo del INT. Contacto con: María Esther Aguirre (Celular: 03783-15340907).

|

0 comentarios

Publicar un comentario

Ultimos cargados:

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores:

Compartir

Nos visitan de:

free counters
Related Posts with Thumbnails