Comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos:

“Seminario de Teatro Físico”
Vacantes limitadas
No se requiere experiencia previa.

Descripción del Seminario: El mismo se centra en el entrenamiento físico vocal de los participantes (basado en ejercicios de predisposición y conocimiento corporal para la expresión, en técnicas y prácticas apuntando al desarrollo creativo del actor). El seminario lleva por objetivo estimular los sentidos y posibilidades de los participantes para que puedan crear tanto a manera individual como grupal. A la vez, se busca armonizar lo físico, lo mental y lo espiritual, lo que dotará de herramientas para la composición de materiales escénicos que respondan a búsquedas y necesidades particulares. Durante el seminario se realizará el siguiente recorrido:

·         Entrenamiento físico y vocal
·         El trabajo técnico y creativo de la voz
·         El Actor Creador
·         Materiales escénicos en pos de un espectáculo
·         El Acto creativo en el trabajo del actor y el bailarín



Destinatarios: actores, bailarines, performers, estudiantes de teatro- danza y artes escénicas. También pueden participar personas que no tengan experiencias ya que la propuesta lo permite.

MODALIDAD: Jueves de 20 a 22 (Inicia el 4 de febrero).
ARANCEL: $500 Mensual.
Contacto: 0379-154670765
Informes e inscripción: tallerjosesamela@gmail.com
LUGAR: Zona de Rivadavia y av. La Plata-CABA


Dictados por: JOSÉ SAMELA es oriundo de la ciudad de Corrientes, actualmente reside y desempeña su labor en Buenos Aires. Es Licenciado en Comunicación Social/Periodismo de la Universidad Nacional del Nordeste; Actor; Director de Teatro, Docente y Crítico Teatral. Escuela de Teatro de Buenos Aires (ETBA). Metodología de Raúl Serrano. Inicia su camino teatral en 1996 formándose en distintas áreas de la actividad como de artes vinculares, con maestros de Corrientes, Chaco, Misiones, Formosa, Córdoba, Buenos Aires y otros países. Algunos de los que marcaron su camino son: José Luís Valenzuela, Víctor Arrojo, Gustavo Schraier, Javier Daulte y Alejandro Maci, Ana Seoane y Carlos Pacheco, Magaly Muguercia (Cuba), Eugenio Barba (Odin Teatret de Dinamarca), Eduardo Gilio (Teatro Acción-Villa Gesell), Carlos Ianni (codirector del CELCIT), Margareta Sorenson (Suecia), Vilma Rúpulo, Erica Koleff, Gustavo Guirado, Carlos Genovese (Chile), Marina Giancaspro, Esteban Cárdenas, Guillermo Heras (España), Paco Gimenez, Pablo Bontá, Ernesto Martínez Correa (Colombia), Marco Antonio de la Parra (Chile), Renato Borghi y Elcio Nogueira Seixas (Brasil), Coco Romero, Lorena Verzero, Román Podolsky, Guillermo Angelelli, Rubén Szuchmacher y Graciela Schuster, Carlos Fos, Eugenia Levin, Mónica Bruni, Nora Moseinco, Mauricio Kartún, Ignacio Apolo, entre otros. Recibe la Beca del Instituto Nacional del Teatro (INT) en Crítica Teatral. Y la Beca de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia en el marco del Programa de Experimentación Artística Corrientes (Donde se cruzan los lenguajes de: Teatro, Danza, Música y Arte Audiovisual). Integró varios grupos como Alcriva, La Trastienda, Taller de Teatro Del Guarán, Grupo Teatral El Mariscal, Entrelíneas, concertados y como actor invitado en El Aleph. Es cofundador y fue Director del Grupo de teatro Ambaí con 16 años de trayectoria en Corrientes. Algunas de las obras y performances en las que trabajó como Actor, Director, Performer, Bailarín, Producción, Asistente técnico o Prensa son: “El Nuevo Mundo” (1999), “Boca Sucia” (2001/02), “EL-ELLA” (2003), “Óbito” (2004/06), “Juego Secreto” (2005/06), “En Proceso sin Puntos ni Comillas” (2006/07), “L´ Acqua e Finita” (2007/08), “Proyecto Caracol” (2008), “Dos pies en dos pies” (2009/10), “La Isla Desierta” (2010), “Teatros Abiertos” (2010), “El Gigante de Amapolas…” (2010/12), “A la medra Ubú Rey” (2010), “Acción sin preguntas” (2011), “Diversos Clowns” (2012), “Las de Barranco” (2012), “Sueño de una noche de Verano” (2012), “El Grito del Silencio” (2011/13), “Dios Juega a la Ruleta Rusa” (2013), “Hamlet” (2013), “Barro” (2014), “Vértigo” (2014), “Salón Skeffington” (2015), "La Piel del Poema" (2015), a estrenarse “Un punto en el espacio” (2016). Ha representado a la provincia en varios certámenes y festivales provinciales, regionales, nacionales e internacionales. Recibió el Premio Corrientes 2007 como actor y director, Mención en Actuación en la 28 Fiesta Provincial del Teatro de Corrientes 2012, Distinción anual como persona destacada del arte y la cultura otorgada por el programa de televisión “Alba” del canal 13 Max de Corrientes (2013). Ha participado en TV y Films: “Doña Bárbara” (1997), “Primicias” (2000), “Negocios” (2010), “Ironía del Sujeto Autónomo” (2011), “Siete Vuelos” (2012). En el ámbito de la docencia teatral ha dictado durante 9 años los talleres anuales para adultos del grupo de teatro Ambaí. También ha dado clases, charlas, conferencias, ponencias, disertaciones, desmontajes, seminarios, laboratorios, talleres para niños, adolescentes y adultos en distintos espacios de Corrientes, Chaco, Misiones y Buenos Aires. Fue docente Seleccionado para el Plan de Promotores Culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación, para dictar talleres y asistencias técnicas (2008). Docente seleccionado para el programa de Actividades Socio-preventivas de PAMI para dictar talleres (2010/12). Docente seleccionado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para dictar talleres de teatro (2012/13). En el rubro periodístico y publicitario trabajó y colaboró en gráfica, radio, televisión y páginas digitales de Corrientes, Chaco, Córdoba y Buenos Aires. Es integrante de Atelier (jóvenes críticos Internacionales), de la AINCRIT (Asociación Argentina de Investigación y Crítica Teatral) y fue vocal de la ACTAE (Asociación correntina de trabajadores de las artes escénicas).




·         Inscripciones: Vía mail o el mismo día de inicio de la actividad.
·         Se requiere ropa cómoda para el trabajo.

                                                  

| |

Javier Daulte, es Dramaturgo, Director de teatro y uno de los nuevos representantes del teatro argentino. Sus obras son reconocidas, premiadas y montadas en diversos países de Europa, América y Argentina. Por su estilo personal logró un lugar en la escena nacional.


(Por José María Gómez Samela-Buenos Aires)*

¿Cómo se mete en el mundo del teatro?
Empecé a estudiar actuación a los 14 años y también a la par empezaba a escribir algo, pero no sabía realmente si el teatro iba a ser mi profesión. De hecho hice Psicología, me recibí, fui actor en algunas obras, pero tome la decisión de escribir recién a comienzos de la década de los 90´. Eso fue cuando escribí un grupo de tres obras: “Obito”, “Un asesino al otro lado de la pared” y “Criminal”. Así con “Obito”, se hizo un ciclo semimontado en el Teatro Cervantes. Luego se hizo “Criminal”, que fue de algún modo el primer espectáculo que empieza a abrirme algunas puertas. Lo dirige Diego Kogan, primero en la facultad de Psicología y como nos fue muy bien, decidimos hacer una temporada en el año 96´ en el Teatro Payró; fue un suceso. Posteriormente, escribo “Martha Stutz”, que se hace en el Teatro San Martín al año siguiente. Después viene “Casino” y “Geometría”, esta última la dirige Mónica Viñao. En el año 99´ me decido a dirigir mis propios textos, primero junto a Gabriela Izcovich, con quien hicimos “Faros de Color” y luego “Fuera de cuadro”. En ese momento empiezo a viajar a España, a presentar estas obras en festivales. Primero esta “Faros de Color” en el Festival Sitges, que ya no existe más y es un festival de creación contemporánea. Al año siguiente nos presentamos con  “Fuera de Cuadro”, en el Festival del Grec (2001). Ya en el 2002 viene “La Escala Humana”, “Gore”, esta última fue un exitazo en España y me valió muchas propuestas de trabajo que las lleve a cabo. También, por esa época hicimos con Gabriela Izcovich “Intimidad”, que es una versión que hizo ella de la novela de Hanif Kureishi, y que fue un texto que dirigí y no era mío. Y así, siguieron los festivales internacionales, encuentros, éxitos, reconocimientos y hoy estamos con “Nuca Estuviste Tan Adorable”, estrenada en el 2004 y que permanece en cartel en el Teatro Broadway de la avenida Corrientes.
¿Aplica a sus obras, lo aprendido en la Carrera de Psicología?
No, casi lo contrario, creo que estudie Psicología, porque cuando yo tenía 18 o 19 años, había terminado el colegio secundario y pasaba que escuchaba mucho en las clases de teatro, de dramaturgia, entre mis compañeros, todo el mundo hablaba en términos psicologistas. Y la verdad que creía que para hacer un buen teatro, había que saber esas cosas, pero empecé a sospechar que acá la gente habla sin saber mucho. Entonces, estudie la carrera, que la disfrute muchísimo y descubrí que en realidad son cosas completamente distintas. Obviamente que todo lo que uno estudie y aprenda va a ser de enorme utilidad en la vida y para el teatro también. El teatro es una disciplina que en lo profundo es muy diferente y no tiene nada que ver con la Psicología.
¿Sus obras buscan siempre romper las estructuras y hacer una crítica del sistema?
Lo que sí pueda relacionarse entre Teatro y Psicología, y si algo aprendí, es que el sujeto humano es un ser múltiple y predecible. En sí mismo, es capaz de muchas cosas, entonces eso quizás a mí me sirvió para crear situaciones completamente lógicas, pero no arquetípicas, no como fuera de lo establecido. No pretendo con mis obras establecer ningún tipo de crítica social, lo digo porque por ejemplo con Obito, inevitablemente  se cree que sí. Para mí, lo que pasa, es que esta clandestinidad al servicio del terrorismo cuentapropista, (porque son privados), es algo que vivió la Argentina y sobre todo en la época en que yo la escribiera, algo nada difícil de imaginarse como, posible fábula.  Me pasaba, que imaginándome eso, era un excelente territorio para desarrollar algunas ideas respecto de ciertas lógicas de máximo matemático, que me interesa más poner en juego a la hora de escribir. De hecho “Obito”, esta inspirada en un cuento de kafka que se llama “En la colonia Penitenciaría”, que es un viejo destacamento donde va una persona de visita a ver como era ese lugar, que casi ya no funcionaba, que era una máquina de tortura, y que quien la cuidaba describía la perfección de ese sistema. Y luego termina en que esta persona que cuida, se somete al suplicio y muere por la máquina, de algún modo aceptando con orgullo el ser víctima del sistema tan perfecto.
¿Tu obra “Nunca Estuviste Tan Adorable”, va más hacía lo personal?    
Creo que a mí, una de las cosas que más me interesa a la hora de hacer una nueva obra, es no repetir, poder indagar, investigar. La obra nació durante el ciclo de Biodrama, que se da en el Complejo Teatral de Buenos Aires, y donde la premisa es hacer una obra, que sea de un personaje vivo y argentino. Y tome a mi mamá y la familia de ella, y choque con la dificultad de contar una historia donde muchos de los elementos son reales. Justamente, el riesgo de hacer una obra normal, es decir, la mayoría de mis obras son realistas, pero yo decía esta obra no es más que un relato, y yo temía, había algo del procedimiento que me daba un poco de temor, porque mis otras obras iban por otro lado, pero salió todo bien y los resultados están a la vista.


¿En qué lugar se siente más cómodo, como director, actor o dramaturgo?
Como actor no trabajo, no hago nada, fue un momento. La actuación la veo como para dirigir actores, cursos, creo que el hecho de hacer mucho transito me sirvió, pero no me llama más. Ahora, es como que no concibo ni dirigir un texto que no sea mío, ni escribir si no la voy a dirigir yo.
¿En qué consiste tu método de trabajo con respecto al entrenamiento de actores?
Lo que hago en un taller, como en el montaje de una obra es muy parecido. Por un lado, busco en los actores el máximo de entrega emocional y que esto se una a un entrenamiento. Que la fluidez emocional se vuelva algo muy fácil y cotidiano en base a un entrenamiento (compromiso emocional), y por otro parte, estar muy atento al aspecto de descubrir en cada planteo, cuál es el juego que se propone y saber jugarlo. En síntesis busco juntar de algún modo estos dos aspectos, el aspecto lúdico y el aspecto emocional. Por eso el único trabajo teórico que tengo se llama juego y compromiso, en donde uno trata de juntar estas dos cosas, que en general suelen ir separadas, se suele entender lo lúdico como algo liviano y lo comprometido como algo de uso solemne.
¿Qué consejo le daría a la gente que hace teatro en Corrientes?
Cuesta mucho en todas partes. En las provincias hay mayores dificultades que en capital, y además creo que esta el tema de si miramos hacía Buenos Aires, o no, lo buscamos como referente o no. Es como en un momento aquí se decía miramos hacía Europa o no, si algo tiene de vital y de atractivo el teatro de acá, es que ha dejado de mirar a Europa, y ahora son ellos los que nos miran a nosotros. Creo que de algún modo, cada uno debe ser fiel a la verdad teatral que se construye en su lugar. Luego, si le interesa a otros, que sea bienvenido, pero mientras tanto que les interese a los que estén ahí. Es pintar su propia aldea, nada más antipático y patético que ver a un grupo tratando de hacer teatro como lo hacen en otro lugar, que no es el de ellos. Si algo me ha costado mucho, he pagado un precio caro, y de lo que me enorgullezco, es que no me parezco a nadie. Porque siempre te van a pedir que te parezcas a alguien. Si de pronto, por ejemplo vos sos actor y querés trabajar en cine, teatro y televisión, y vivís en Corrientes, tenés que venirte por lo menos a capital. Ahora, si hay un interés de hacer teatro en términos de comunidad teatral es distinto, creo que hay que hacer las propias apuestas. Por supuesto, creo que hay muchos de los planes que se están haciendo, las asistentas técnicas, etc, esta bueno salir y ver, no solamente porque uno aprende y ve cosas de afuera, sino para ver que no es tan distinto, ni tan extraordinario, sirve para darse cuenta. Cuesta dar consejo, pero creo que ser fiel a uno mismo es lo mejor que puede hacer, salvo que realmente no sienta identidad con el lugar donde realmente esta. Esta el caso de Portaluppi, que es de Corrientes, y se vino para aquí, porque su afán tenía que ver con todo, Teatro, Cine y Televisión, y lo consiguió todo y ahí está con mucho talento y éxito. Pero el éxito creo que pasa según los casos, es muy diferente. Yo estuve en Corrientes, en una  fiesta, y charle con la gente de teatro, y para mí lo mejor del teatro de Corrientes, es aquel que no necesita nada del de Buenos Aires. Sabiendo que es difícil, hay que desperjuiciarse de todo, porque los perjuicios son los peores enemigos de todos en muchas áreas.  

* Entrevista realizada en el 2006 

| |

Ultimos cargados:

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores:

Compartir

Nos visitan de:

free counters
Related Posts with Thumbnails