Comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Archivos:

Además este elenco concertado conformado por integrantes del Taller Del Guarán, Linfocitos, Ambaí Teatro y otros, obtuvo las siguientes distinciones en: “Actuación de Reparto Masculina” para Lucas Carmagnola, “Revelación Actoral” para Omar Macarrein y “Actuación de Reparto Femenina” para Aliné Godoy Prats.

El jurado integrado por Dante Cena, Ignacio Yrigoyen y Andrés Isacc Rojas, dictaminó el siguiente orden de mérito: el primer lugar fue para la obra “La cena” del grupo Chico Pleito, en segundo término fue seleccionada “Se me murió entre los brazos” de grupo Concertado, en tercer lugar quedó “El gigante Amapolas y sus formidables enemigos” del Taller del Guarán y como obra suplente fue elegida “Las criadas” del grupo Germinal.

"El Gigante Amapolas y sus formidables enemigos”.

La petit-pieza cómica en un acto “El gigante Amapolas y sus formidables enemigos” o “Fastos dramáticos de una guerra memorable” es una incisiva sátira de Juan Bautista Alberdi escrita en Valparaíso en 1841. “Dedicada respetuosamente a SS.EE. los SS. Presidentes y Generales Rivera, Bulnes y Ballivián para que conozcan el escollo y se abstengan de caer en él” expresa el autor en el escrito original. Eran los Presidentes de Uruguay, Chile y Bolivia respectivamente. La obra es una burla a Juan Manuel de Rosas, gigante ficticio con el nombre de otra flor, y también de los ejércitos unitarios, con los personajes del Capitán Mosquito, el teniente Guitarra y el mayor Mentirola, quienes se retiran sin dar batalla, como lo hiciera Lavalle a las puertas de Buenos Aires.

La obra, se ubica, como un eslabón perdido, entre “El amor de la estanciera” y “Juan Moreira”. Si bien podría pensarse que no es un clásico en el sentido estricto de la palabra, creo que puede considerarse como tal dado su lenguaje, su autor, uno de los pensadores más influyente de nuestro país en su época, su actualidad pese a que fue escrita hace casi 170 años.

Pertenece al campo de la comedia (con elementos satíricos) por su estructura, lenguaje y hasta su sentido plástico. Abunda en frases graciosas, en situaciones y diálogos que ponen en evidencia el sentido de lo “absurdo” (soldados vendados y maniatados, por ejemplo), los fastos (rituales de gloria y triunfo, al decir de los griegos) se presentan de manera dramática.

El autor plantea, en tono sarcástico, la cuestión del miedo que los argentinos solemos tener a los “fantasmas”. Nos paralizamos ante lo desconocido porque suponemos que es peligroso, que puede alterar las condiciones de vida que tenemos. Alberdi deja en claro aquí que estos mitos son creaciones habituales de la sociedad. Pero no se detiene ante la formulación del problema. Muestra que es el pueblo quien tiene que hacerse cargo de su propia historia, que es tarea de todos hacer que la libertad sea algo vigente, propio y constante. Sin fantasmas ni gigantes todopoderosos

Elenco

Dirección: Angel Quintela.

Actúan: Aliné Godoy Prats, Bernardo Alvarenga, José María Gomez Samela, Omar Macarrein, Julián Baccaro, Lucas Carmagnola, Marcelo Romero, Facundo Sagardoy, Tirso Soto

|

0 comentarios

Publicar un comentario

Ultimos cargados:

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores:

Compartir

Nos visitan de:

free counters
Related Posts with Thumbnails